El ejercicio diario dificulta abandonar la adicción a las drogas.

El ejercicio cotidiano suele asociarse con un cuerpo y una mente sanos. No obstante, un reciente estudio reveló que aquellas personas que realizan ejercicio de forma cotidiana encuentran una dificultad mucho mayor para romper con algunas adicciones, como las drogas. La investigación, a cargo de científicos del Instituto Beckman para la Ciencia y Tecnología Avanzada de la Universidad de Illinois (EE. UU.), se centró en los efectos del ejercicio en la recuperación de las adicciones, concretamente en la cocaína.

Para realizar el experimento, los científicos tomaron a varios ratones a los que dividieron en dos grupos: los del primer grupo corrían a diario en las ruedas de sus jaulas, mientras que los segundos pasaban casi todo el día en reposo. Después de 30 días de esta rutina, a cada roedor le dieron una pequeña dosis de cocaína líquida. Resultó que los ratones que habían corrido en la rueda regresaron muchas más veces hasta el punto en el que se les suministró la droga, mientras que los de vida sedentaria muy pronto se negaron a recibir nuevas dosis.

Este experimento se basó en las pautas del modelo “preferencia del lugar condicionado”, que sugiere que los animales que han probado algo que haya resultado satisfactorio vuelven al lugar en el que les fue suministrado el compuesto o alimento. Cuantas más veces regrese a ese punto, mayor es la adicción a la que se ve sometida el cerebro.

“Nuestro descubrimiento supone una buena noticia y una no tan buena”, confesó el principal autor del estudio, Justin S. Rhodes. Por un lado, para una persona que entrena de forma cotidiana podría suponer una dificultad aún mayor frente a otros pacientes para combatir una adicción.

Pero, por otro lado, explicó Rhodes, “los resultados, fundamentalmente, son ‘alentadores’ ya que muestran que el ejercicio ayuda a desarrollar una mayor capacidad de aprendizaje, que cada individuo debe usar con sabiduría”.

Artículo completo en:http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/inventos/issue_38664.html?_fb

Anuncios

Publicado el 17 abril, 2012 en Ciencia, Curiosidades, Drogas, Noticias, Salud humana. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Un buen ejemplo de cómo de un estudio bien hecho pueden sacarse conclusiones no tan buenas. Es como el chiste de las patas de la araña.
    Claro que “el ejercicio ayuda a desarrollar una mayor capacidad de aprendizaje, que cada individuo debe usar con sabiduría”. Igual que ha de hacerse con las drogas. El ratón que quemaba lo que se metía no lo pasaba tan mal como cualquiera puede pasarlo quieto y encerrado puesto hasta las cejas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: