Los antibióticos afectan el metabolismo y la ecología intestinal.

Los seres humanos llevamos entre 1 y 2 kilos de microbios en nuestro tracto gastro-intestinal. Las investigaciones recientes sugieren que los microorganismos en nuestro cuerpo desempeñan muchas funciones críticas en nuestra salud. Recientemente en un trabajado realizado en ratones, investigadores de Canadá descubrieron muchas de las interacciones entre la microbiota intestinal y su anfitrión, y muestran que los antibióticos afectan profundamente la homeostasis intestinal.

Los microbios intestinales nos ayudan a digerir nuestra comida, nos proporcionan vitaminas que no podemos hacer por nuestra cuenta, y nos protegen de los microbios que nos enferman, entre otras muchas funciones. En una nueva investigación publicada en la revista Antimicrobial Agents and Chemotherapy, los investigadores utilizaron potentes técnicas de espectrometría de masas para detectar, identificar y cuantificar más de dos mil moléculas que se extraen de las heces fecales del ratón. Luego administraron antibióticos a los ratones, para matar a la mayor parte de su flora intestinal, y se analizaron las heces nuevamente.

La segunda ronda de la espectroscopia de masas reveló un paisaje metabólico muy diferente. Los niveles de 87% de las moléculas detectadas cambiaron significativamente, llegando a factores que fueron desde dos veces a 10.000 veces.

Las vías más alteradas fueron las involucradas en las hormonas esteroidales, los azúcares, los ácidos grasos y los ácidos biliares. Estas hormonas tienen funciones muy importantes en nuestra salud. Ellas controlan nuestro sistema inmunológico, las funciones reproductivas, el equilibrio mineral, el metabolismo del azúcar, y muchos otros aspectos importantes del metabolismo humano.

Los resultados tienen dos implicaciones importantes. En primer lugar, el trabajo muestra que el uso innecesario de antibióticos podría tener efectos nocivos sobre la salud humana que antes no se conocían. Además, el hecho de que nuestros microbios del intestino controlen la producción de estas importantes moléculas plantea la posibilidad de que la manipulación de estos microbios puede usarse para modular las enfermedades que tienen orígenes hormonales o metabólicos. Sin embargo, otros estudios serán necesarios para comprender exactamente cómo nuestros socios microbianos modulan estas funciones en la fisiología humana.

Aunque aún no se compruebe en humanos no sería malo disminuir al mínimo el uso de antibióticos para mejorar la salud, y no tomarlos como magdalenas en infecciones la mayoría víricas o que pueden prescindir perfectamente de este tratamiento.


L. C. M. Antunes, J. Han, R. B. R. Ferreira, P. Lolic, C. H. Borchers, B. B. Finlay. Effect of Antibiotic Treatment on the Intestinal MetabolomeAntimicrobial Agents and Chemotherapy, 2011; 55 (4): 1494

Publicado el 22 enero, 2012 en Biología, Ciencia, Salud humana. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: