Los bebés entienden los ladridos de los perros.

   Recupero un estudio que hace tiempo ronda por distintas páginas. Aunque tú no entiendas qué es lo que intenta comunicar tu perro mediante sus ladridos, tu bebé podría descifrarlos, revela un nuevo estudio realizado en la Universidad Brigham Young en Utah, Estados Unidos.

Los infantes de alrededor de seis meses de edad son capaces de identificar el estado de ánimo de un canino con tan solo escucharlo ladrar, asegura Ross Flom, quien lideró la investigación.

Durante el estudio los especialistas le mostraron a varios bebés dos fotografías distintas de un mismo perro, una en la que lucía muy agresivo y la otra con una apariencia amigable.

Posteriormente reprodujeron sonidos de los ladridos de un perro que era agresivo y de otro amistoso de manera aleatoria. Para sorpresa de los investigadores, los bebés observaban fijamente la imagen correspondiente al ladrido momentos después de escucharlo.

“Las emociones son una de las primeras cosas que los bebés reconocen en su entorno social. Escogimos a los perros porque son animales altamente comunicativos, tanto en sus expresiones como en sus ladridos”, dijo el especialista.

El experimento respalda la idea de que desde antes de que puedan hablar, los bebés pueden entender y responder al tono de las voces de hombres y sonidos de animales.

Más allá de la comunicación y la comprensión entre animales y bebés mediante la emoción y la intuición, la AACAP (Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente) enfatiza los beneficios del contacto entre ambos:

  • Desarrollar sentimientos positivos hacia el animal contribuye a la autoestima y a la autoconfianza del niño.
  • Una buena relación con un animal también ayuda a desarrollar la comunicación no verbal, la compasión y la empatía.
  • Los animales proveen lecciones acerca de la vida: la reproducción, el nacimiento, las enfermedades, los accidentes, la muerte y el duelo.
  • Las mascotas ayudan a desarrollar un comportamiento responsable en los niños que los cuidan y proveen un enlace con la naturaleza.
  • Enseñan al niño el respeto hacia otros seres vivientes.
Anuncios

Publicado el 4 noviembre, 2011 en Curiosidades, Mundo emocional, Naturaleza, Psicología. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: