Louis Wain y sus gatos esquizofrénicos.

Quién le iba a decir a Louis Wain (1860-1939), freelance artist británico, como lo define su biografía en wikipedia, que iba a pasar a la posteridad como paradigma de la Medicina moderna. El caso del pintor inglés es fascinante y bastante curioso, tanto por los hechos que marcaron su vida como por la evolución de su arte.

Wain creció rodeado de hermanas (cinco) y de gatos, y pronto destacó en su labor de dibujante, en la que mostraba su mayor obsesión: los gatos. Durante la enfermedad de su mujer, que murió atacada por un cáncer solo tres años después de contraer matrimonio con Wain, el artista sintió la especial relación que su esposa, Emily Richardson, tenía con su pequeño gato Peter, e hizo todo lo posible para animar a su mujer, lo que incluía realizar espectáculos con el pequeño Peter, al que Wain hacía parecer humano.

Vivir encerrado con sus hermanas y diecisiete gatos, y el mal trago de su matrimonio, acabó influyendo notablemente en su obra. En las primeras imágenes de Wain observamos esos gatos humanizados, antropomórficos, que se presentan actuando como humanos, los humanos con forma felina que acompañaron la vida del pintor inglés. Su obsesión no era normal, y aunque algo tarde (tenía 57 años), le fue diagnosticado un principio de esquizofrenia.

La esquizofrenia presenta un notable componente hereditario y las pruebas indican que su base radica en un trastorno biológico. La actividad cognitiva del esquizofrénico es anormal, hay incoherencias, desconexiones y repercute notablemente en el lenguaje, pues no piensa ni razona de forma normal. La edad de inicio promedio de esta enfermedad en los hombres es entre los 15 y los 25 años, y en las mujeres entre los 25 y los 35 años. Puede aparecer antes o después, aunque es poco frecuente que surja antes de los 10 años o después de los 50 años, pero no imposible, como observamos en el caso de nuestro pintor inglés. Normalmente su comienzo puede ser agudo, es decir, aparecer de un momento a otro con una crisis delirante, un estado maníaco, un cuadro depresivo con contenidos psicóticos o un estado confuso onírico. También puede surgir de un modo progresivo. Normalmente suele ser crónica y causa una gran discapacidad.

La aparición de la esquizofrenia trastocó tanto la vida como el arte de Wain, que pasó los últimos 15 años de vida ingresado en instituciones psiquiátricas. Sin embargo, Wain siguió pintando activamente y gracias a ello podemos observar una muestra de cómo su arte fue evolucionando con el progreso de la enfermedad, degenerando en figuras geométricas que distaban mucho de la percepción normal sobre los gatos previa a la enfermedad. Volviéndose, en definitiva, un arte abstracto y de difícil comprensión.

Evolución de sus ilustraciones.

Como observamos, las siluetas felinas se fueron convirtiendo en líneas brillantes, cortas y puntiagudas que emanan hacia al exterior, como si tratara de arrojar la energía hacia fuera. En la figura 3, la imagen está conformada por pequeñas formas repetitivas que se reúnen, recordándonos en cierto modo a una deidad oriental. Ya en la figura 4 se repiten pequeños patrones que semejan fractales. Llegando por último a una abstracción completa e ininteligible.

Realmente no se conoce aún el motivo de la aparición de la esquizofrenia (ni temprana ni tardía). Aunque sí hay ciertos estudios que indican que hay predisposición genética. Además se cree que se debe a desequilibrios químicos, y que una experiencia traumática puede influir en su aparición. Debido a la invención y el aumento de la disponibilidad de medicamentos eficaces en el tratamiento de la esquizofrenia, el pronóstico para alguien diagnosticado con este desorden hoy en día es mucho mejor que el que tuvo Wain, diagnosticado en 1917.

Wain, al igual que muchos esquizofrénicos de aparición tardía, nunca se recuperó de su enfermedad y su arte ha quedado para siempre como marca de su enfermedad y como una prueba fascinante para los estudios médicos de pacientes esquizofrénicos.

Anuncios

Publicado el 22 agosto, 2011 en Arte psicodélico, Curiosidades, Enfermedades mentales, Psicología. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Muy interesante tu articulo. Gracias. Lo voy a compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: