Colosos de la naturaleza.

   Así es: los gigantes no solo existen en los libros de Homero, en nuestro mundo tenemos unos cuantos, veamos los más impresionantes.

Pando. Se encuentra en Utah, EEUU, y aunque a primera vista parece un bosque como cualquier otro, en realidad se trata de un único organismo de álamo temblón con un sistema masivo de raíces bajo tierra.
Se estima que esta plantita pesa de forma colectiva unas 7000 toneladas, lo que la convierte en el organismo viviente más pesado. También es uno de los más viejos, pues su sistema de raíces tiene una edad de entre 80.000 y 100.000 años. Y ocupa una extensión de 47 hectáreas (aproximadamente 47 campos de fútbol)
Según la OCDE, estos grupos clonales son muy comunes al este de Norteamérica, pero generalmente no superan la hectárea de superficie. Además, en comparación con la historia humana, el Homo Sapiens emigró primero fuera de África solamente hace 40.000 años, por lo que Pando resulta un testigo antiquísimo de la evolución de la vida en nuestro planeta.
No obstante, a Pando le puede surgir competencia: Aún se está estudiando con marcadores genéticos, pero podría ser que en el mismo estado de Utah hubiera un organismo de la misma especie pero con el doble de extensión: unas 80 hectáreas.

La Posidonia de Formentera. Un equipo internacional de científicos provenientes de Portugal, EEUU o las mismas Islas Baleares, descubrieron un alga del tipo “posidonia oceánica” que mide 8 quilómetros de longitud y está viva desde hace 100.000 años.
Esta planta se encuentra en una pradera de posidonia que se extiende entre la zona de Els Freus (Formentera) y las Salinas de Ibiza, con 700 quilómetros cuadrados de extensión, y en la que habitan unos 100 millones de ejemplares de esta especie, por lo que es una auténtica causalidad el hecho de encontrar la más grande de ellas.
Uno de los científicos explicó que estas formaciones son más comunes de lo que se cree, sin embargo, muchas de ellas se encuentran amenazadas por algas invasoras o por las anclas de embarcaciones, que dañan considerablemente el fondo marino.

El súper hongo de Washington. Un hongo de la especie Armillaria ha conseguido cubrir un área de cerca de 1.000 hectáreas, y se cree que tiene unos 2.500 años. Los científicos creían que era el mismo hongo que se reproducía con otros, hasta que, como algo rutinario, empezaron a sacar muestras de ADN de varios lugares del área y se llevaron la tremenda sorpresa de que era idéntico. Es decir, se trataba del mismo organismo que había crecido en proporciones colosales.
Éste se alimenta de los árboles, del agua y los minerales almacenados en ellos, por lo que se puede considerar un mega-parásito a gran escala.

 

Fuente: Lacienciaparatodos – Wikipedia – Lukor – Eliax – Tendencias21

http://www.facebook.com/piedrapsilosofal

Publicado el 12 julio, 2011 en Biología, Curiosidades, Naturaleza. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: