Hongos alucinógenos: Buenísimos, pero ilegales.

 

   Si a usted le dijeran un buen día que se ha encontrado una manera segura, larga y duradera de mejorar tanto su vida como sus sentimientos personales de bienestar, lo primero que haría sería preguntar dónde se puede comprar, ¿verdad? Pues no podría, porque es ilegal. Se trata de los hongos alucinógenos, como aifrmó recientemente la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins. 

   Más precisamente, la psilocibina, el componente psicoactivo de los hongos del género Psilocybe. Pero empecemos con las noticias aburridas: La ingesta de psilocibina produce una experiencia mística que puede ser cuantificada. La “cualidad noética”, por ejemplo, aumentó del 19% con un placebo, al 71% con la máxima dosis de psilocibina utilizada en el estudio. “La trascendencia del espacio-tiempo” aumentó del 18% al 78%, etc. 
   En ocasiones, la psilocibina puede producir malos viajes, llenos de miedo y ansiedad. Pero la buena nueva es que los investigadores también han descubierto como minimizar este problema. En parte, esto se debió al diseño del experimento mismo: “El estudio fue diseñado para optimizar el potencial de experiencias valoradas positivamente ofreciéndoles a los candidatos 8 horas de preparación, la administración de la psilocibina en un ambiente agradable, de apoyo e instrucción a los voluntarios para que se centraran explícitamente en su experiencia subjetiva o interna, etc.”. También se utilizó música suave. Se administraron diferentes dosis, por lo que se pudo observar que solo en dosis altas aparecen los posibles malos viajes. Así, es posible que midiendo la dosis, se obtengan todos los beneficios del hongo y se minimicen las posibilidades de sufrir un mal viaje. 


   Pero pasemos al resultado más interesante: la psilocibina no solo produce experiencias místicas, también alegría, felicidad y efectos sociales positivos. Y lo hace por mucho tiempo. En entrevistas de seguimiento realizadas 14 meses después de la finalización del estudio, casi todos los sujetos aún reportaban cambios positivos en sus vidas, sobre todo si habían recibido su dosis en aumento (a la mitad de voluntarios se les administró la dosis más alta primero para ir bajando, mientras que a la otra mitad se los inició con la más baja para ir aumentando). 


   Además, cabe destacar que el 61% de los voluntarios consideran que la experiencia de la psilocibina fue el evento espiritual más importante de sus vidas. Y el 83% de los sujetos lo situó entre sus 5 mejores experiencias vitales. 
   Consistente con esto, el 94% y el 89% de los voluntarios indicaron, respectivamente, que las experiencias en las mismas sesiones aumentaron su bienestar o satisfacción de la vida y cambiaron positivamente su comportamiento. Los tipos de cambio de conducta más frecuentes eran: mejores relaciones sociales con familiares y otras personas, aumento del auto-cuidado físico y psicológico, y el aumento de la práctica espiritual. Los comentarios de los observadores (amigos de los voluntarios reclutados secretamente por los investigadores) fueron insistentes en este hecho, sorprendidos por los cambios de conducta y comportamiento de sus amigos. 

   Así que ahí lo tienen: una experiencia mística con efectos positivos a largo plazo, con ningún efecto negativo reportado, sin que se conozcan efectos médicos secundarios en personas sanas, y sin prácticamente ninguna posibilidad de una mala experiencia. Suena como algo que te gustaría probar, pero no puedes, es ilegal. No importa para la legislación lo seguro y beneficioso que pueda resultar su consumo, ya que si se le registra y le encuentran un par de hongos psilocybe, le van a detener, le van a multar por querer mejorar su vida. Agradézcaselo a la guerra contra las drogas. 


   Estos son algunos de los comentarios de los sujetos del estudio, en la entrevista realizada 14 meses después de las ingestas: 

Voluntario 201: Virtualmente eliminé cualquier práctica religiosa, soy más espiritual ahora. Acepto más a mis padres y mantengo mejores diálogos con ellos. Prejuzgo menos y tengo el corazón abierto. Adopto una actitud más activa para lograr lo que quiero para mi.

Voluntario 205: Tengo un deseo mayor de devoción. Aumenté mis prácticas de Yoga y rezo. Tengo una mayor interacción con mis amigos y familiares, con conocidos y extraños… me siento más seguro en mi carrera como autor. Necesito menos comida para saciarme. Mi consumo de alcohol ha disminuido drásticamente… me considero mejor ahora que antes del experimento. 

Voluntario 206: Me siento más cercano a mi familia y amigos. Incorporé la teoría ayurvédica a mi dieta y cuidado personal. 

Voluntario 210: Siento que me relaciono mejor en mi matrimonio. Hay más empatía, un mejor entendimiento de la gente y sus dificultades, menos propensión a prejuzgar a otros y a mi mismo. 

Voluntario 211: Me relaciono más con la naturaleza, con el arte. Me siento más cercano a los niños y a la familia. Me siento más cómodo con amigos y conocidos. Estoy más comprometido con mi carrera. Como mejor y empecé clases de baile. 

Voluntario 213: Aumenté mi tiempo para meditar. Creo que soy más cálido hacia las personas. Ahora creo que tengo algo importante para decirle a las personas acerca de cómo funciona el universo. Estoy aprendiendo lentamente a darme una oportunidad. 


   Este texto y otros pueden animar a mucha gente a experimentar con enteógenos. Y de hecho en cierto modo deseo que así sea. Pero es importante remarcar que con el hecho de consumir cierta sustancia, no se conseguirán todos los efectos que aquí se describen. Tanto o más importante que la “materia prima” es el entorno en el cual se consume, y el porqué se consume, qué se espera obtener de esa experiencia. Así que hay que cuidar todos estos factores para que todo salga bien, respetando por encima de todo el hongo o planta que se consuma. 






http://www.facebook.com/pages/La-Piedra-Psilosofal/210046095698592

Publicado el 30 junio, 2011 en Ciencia, Enteógenos, Estados Expandidos de Conciencia, Neurociencia, Psicodélicos, Psicología, Salud humana. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: